El mercado de las pequeñas instalaciones fotovoltaicas en España


Actualmente el mercado de pequeñas instalaciones fotovoltaicas en España se encuentra estancado, principalmente por una serie de razones que actúan como "barreras" e impiden un mayor crecimiento de este mercado.

Regulación: con la normativa actual, un ciudadano particular no puede producir energía para cubrir sus necesidades de consumo y vender el excedente a la red, si se diera el caso. A la vez, el sistema de cupos actual (unos 27 MW máximo) más el límite de horas impuesto por la nueva normativa, dificultan de forma considerable la confianza para el desarrollo de este tipo de mercado. 

Factores culturales: a diferencia de lo que sucede en otros países europeos, como por ejemplo Alemania, y si bien se ha avanzado mucho durante los últimos años, no existe aún una "conciencia ecológica" fuertemente desarrollada. 

Desconocimiento: quizás también se puede hablar de desinformación, en el sentido de que se ha hecho creer de que las energías renovables, y con mayor énfasis sobre la solar, son tecnologías caras y aún sin desarrollar.

Burocracia: en la actualidad el querer conectar una pequeña instalación a la red, por ejemplo en una vivienda particular, implica cumplir con una serie de requisitos (obtención del punto de conexión, darse de alta en un registro especial, permisos, calificación urbanística y un largo etcétera...), al igual de que si se tratase de una instalación de unos cuantos MW de potencia. 

Precio de la instalación y financiación: si bien la reducción en los costes en la industria solar, ha sido más que significativa durante los últimos años, y a la vez, se espera que continúe esta tendencia durante los próximos, se hace necesario un mayor apoyo que haga no solo competitiva la producción, sino que también políticas de I+D permitan un aumento de la eficiencia. Por el lado de la financiación, durante los últimos años el acceso se encuentra restringido por factores externos a la industria solar, con lo cual esto no ha permitido un mayor desarrollo de las pequeñas instalaciones fotovoltaicas.

En lo que respecta al desarrollo de este mercado durante el año 2010, tan solo han sido inscritas unas 1.700 instalaciones (de potencia menor a 20 kilovatios), las que totalizan unos 25 MW.

A la vez, durante el 2011, este tipo de instalaciones se enfrentan al recorte especial establecido en el RD 1565/2010, con una tarifa menor a los 29 céntimos de euro por kilovatio hora, para las primeras convocatorias.

Hasta el momento, según puede observarse de un análisis de las instalaciones inscritas en el registro de preasignación, este tipo de instalaciones se realizan principalmente en naves industriales y edificios públicos, y en menor medida en viviendas particulares.

Soluciones "externas" que permitan un mayor crecimiento en este segmento de mercado hay muchas (reducción de precios, aumento en la eficiencia de los paneles, nuevas formas de almacenamiento, entre otras), pero fundamentalmente y como solución "interna", dependerá de la puesta en vigor lo antes posible, del proyecto de Real Decreto que regule la conexión de redes de baja potencia y permita el autoconsumo, vía el poder consumir la energía generada y compensar el excedente (net-metering).

Igualmente en nuestra opinión, este es el primero de los objetivos a conseguir, ya que será necesario también la eliminación del sistema de cupos para este tipo de instalaciones, así como "conseguir su viabilidad económica", hito fundamental para un desarrollo futuro del mercado.

Por viabilidad económica entendemos, no solo el alcanzar la grid parity (paridad de red), sino que al consumidor le sea más ventajoso en términos económicos el autoconsumir la energía generada y no adquirirla en el mercado, y para esto aún se requiere más tiempo y políticas que fomenten esta viabilidad...





Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada