La "exportación" de la industria de la energía solar fotovoltaica española


Al igual que ha ocurrido en el año 2009, la industria fotovoltaica española se ha visto "obligada" durante el año pasado, a la búsqueda de nuevos mercados internacionales para dar salida a sus productos y/o servicios.

Según el informe publicado por ASIF ("Hacia el crecimiento sostenido de la fotovoltaica en España - Informe Anual 2011"), durante el año 2010 se elevó el número de empresas españolas con actividad internacional.

Casi la mitad de las empresas españolas del sector presentan algún tipo de actividad en los mercados extranjeros. A la vez, un 14 % de las compañías restantes posee intención de expandirse en el corto-medio plazo.

Si lo vemos en cifras y tal como se puede ver en el gráfico adjunto, 467 MW de los módulos fotovoltaicos fabricados en España fueron exportados, sobre una producción total de 699 MW. Idéntica situación se repite con la fabricación de inversores donde de un total producido de 1.330 MW, han sido exportados 1.153 MW.

A la vez, más de la mitad de las empresas que iniciaron sus procesos de internacionalización con anterioridad al año 2010, se expandieron en busca de nuevos mercados, reforzando de esta forma su salida al exterior.

Italia lidera el proceso de internacionalización de la industria fotovoltaica española con un 25 % de la actividad total, seguido de Estados Unidos y más atrás Francia.

En la salida al "exterior" las empresas españolas del sector se han focalizado principalmente en la prestación de servicios, aunque vale destacar la existencia de 17 fábricas de capitales españoles en el extranjero, cifra que representa un crecimiento del 70 % sí se lo compara con el año anterior. En cuanto a destinos en lo que se refiere a producción, lidera el ranking EE.UU. seguido de otros países como ser China, Portugal, Canadá, entre los principales.

Por último, es interesante analizar como han sido los procesos de internacionalización de la industria fotovoltaica española, en el sentido de que la oferta de servicios se da principalmente a través de la implantación de una oficina comercial (49% de los casos), a lo que le sigue la figura de alianzas con empresas locales o bien vía traslado de un agente al país correspondiente (cada una con aproximadamente un 20 % de los casos). Esto ha "evolucionado" en relación al año anterior, en el sentido de que el proceso se inició mayoritariamente vía el envío de agentes comerciales y tras una mayor actividad en el país se avanzó hacia la apertura de oficinas comerciales propias.

Dada la situación actual del mercado de la energía solar fotovoltaica en España (cupos, recortes de tarifas, tope de horas, retroactividad,...), es de esperar una mayor "consolidación" de los mercados extranjeros como "salida" a la actividad de las empresas españolas en el futuro más próximo.


Fuente: ASIF






2 comentarios:

  1. La verdad creo que es la única oportunidad para la fotovoltaica española durante los próximos años. Veremos si sale lo del autoconsumo

    ResponderEliminar
  2. Pedro,

    totalmente de acuerdo contigo. También dependerá de sí las nuevas instalaciones para el autoconsumo no son incluidas como parte de los cupos y de como se decida fomentar.

    ResponderEliminar