Las Empresas de Servicios Energéticos (ESES) y el impulso a la energía solar térmica

Primero que nada vamos a intentar definir que se entiende por una Empresa de Servicios Energéticos (ESE).

Para el logro de la eficiencia energética de una instalación es necesario realizar una serie de tareas que no siempre su propietario y/o usuario tendrá la capacidad o experiencia para llevarlas a cabo. Además, se hace necesario financiar estas acciones.

Y es aquí donde aparecen las ESE proporcionando estos servicios y su financiación correspondiente.

En resumen, las ESE son organizaciones (compañías) que proporcionan servicios energéticos en las instalaciones de un propietario y/o usuario que buscan conseguir ahorros a través de la implantación de mejoras de eficiencia energética (fin principal).

Este nuevo modelo de negocio ha evolucionado durante los últimos años en España, donde en la actualidad ya se encuentran registradas más de 300 empresas de servicios energéticos en el directorio del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

Ahora bien, tal como hicimos referencia en nuestro post "La energía solar térmica en España: situación actual y futura", el sector térmico no se encuentra en sus mejores momentos y una de las posibles "salidas" pasa por fortalecer las sinergias existentes entre las ESE's y la energía solar térmica.

Por un lado, un mayor desarrollo de las ESE's en España que utilicen sistemas solares, permitirá a los usuarios obtener un mayor conocimiento sobre por ejemplo, la rentabilidad de estos tipo de proyectos y sus períodos de amortización, mantenimiento de la instalación, entre otras cuestiones.

Por otro lado, y como factor fundamental para las primeras fases de desarrollo de negocio, se hace recomendable contar con cierto marco retributivo que fomente la inversión privada en este tipo de emprendimientos.

En este sentido, el borrador del nuevo PER (Plan de Energías Renovables) 2011-2020 incluye un marco retributivo, denominado ICAREN (Incentivos al Calor Renovable), que se basa en establecer un incentivo económico al KWh producido que percibirá la ESE que ejecute y gestione la instalación, siempre que el usuario se beneficie de un cierto ahorro en sus costes energéticos.

Es idea que el incentivo se extienda durante los primeros 10 años de la instalación. El nivel de incentivos a otorgar se irán actualizando en función del precio real del combustible y de su evolución futura prevista.

A la vez, y como sucede actualmente para la energía solar fotovoltaica, es idea establecer un sistema de cupos de potencia por tecnología lo que limitará el número de proyectos/potencia que podrá beneficiarse de este sistema. Habrá que ver la cuantía final de estos cupos para ver si permiten un correcto desarrollo del mercado de las ESE & energía solar térmica.

También será fundamental la puesta en práctica a la brevedad del PER definitivo 2011-2020, su correcto seguimiento y el apoyo hacia las ESE's, para de esta forma fomentar un mayor uso de la energía solar térmica en el futuro y revertir la tendencia negativa del sector durante los últimos dos años.





Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada