¿Es posible la generación de energía solar las 24 horas del día?


Los equipos de investigación del MIT no dejan de sorprendernos. En un artículo anterior hicimos referencia a un nuevo y novedoso sistema que permite la generación de energía fotovoltaica sin hacer uso de la luz solar, la cual es "reemplazada" por el calor.

Pues bien, horas después se publica otra investigación, donde un nuevo desarrollo permite almacenar el calor en un deposito especial y así poder suministrar energía solar termoeléctrica de forma constante, o lo que es lo mismo durante las 24 horas de los 7 días de la semana (24x7).

De esta manera se supera uno de los mayores obstáculos de la energía solar, en cuanto a que por características naturales, el sol no brilla de forma constante en un determinado lugar (noche, días nublados), y por lo tanto, la generación no puede ser constante.

Hasta hoy en día, el concepto básico utilizado es por medio de una amplia gama de heliostatos (espejos), que dirigen la luz solar hacia una torre central. A la vez, se hace necesario el uso de sales fundidas, utilizadas como fluido de transferencia térmica, las cuales alcanzan unas temperaturas superiores a los 500 grados centígrados, permitiendo de este modo generar un vapor más caliente y presurizado para la turbina generadora, lo que aumenta la eficiencia de la instalación. Esta tecnología es la utilizada en la instalación Gemasolar ubicada en la comunidad autónoma de Andalucía. Este sistema por sus características no es barato, lo que dificulta su comercialización con éxito.

Con la idea de diseñar un sistema económicamente viable, un grupo de investigación del MIT ha creado un nuevo sistema que combina el calor y el almacenamiento en un solo depósito, que se ubica en el suelo y no en una torre central. Este depósito se encuentra fuertemente aislado y al igual que la tecnología anterior utiliza sales (por sus alta capacidad de absorción del calor), las cuales son separadas por una placa móvil horizontal ubicada en el depósito, de acuerdo a sus temperaturas (las más frías abajo).

Este sistema es más económico que el anterior y ha sido denominado CSPonD (Concentrated Solar Power on Demand o "a la carta"), por su posibilidad de producir energía de forma continua las 24 horas del día. A la vez, sería más duradero que los sistemas de concentración (CSP) actuales y permitiría almacenar hasta unos 10 días de energía generada.

Hasta el momento se han realizado exitosas pruebas a pequeña escala y se están analizando diferentes opciones para realizar una instalación tipo a gran escala. La ubicación del emplazamiento sería o bien en el estado de Nuevo México o en California.

En cuanto a los costes de la energía a producir, si bien hoy en día son difíciles de estimar de forma cierta, un primer análisis realizado estima el coste de generación entre los 7 y 33 céntimos de dólar por kilovatio-hora. En la banda inferior, esta tecnología podría ser rápidamente competitiva con las fuentes de energía convencionales utilizadas en la actualidad.

Fuente: MIT
 




Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada