Los paneles solares "ayudan" a mantener los edificios frescos


De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de la Universidad Jacobs School of Engineering (San Diego - California), los módulos fotovoltaicos instalados en los edificios, no solo generan "energía limpia", sino que también ayudan a mantener los edificios frescos.

Mediante el uso de imágenes térmicas, los investigadores han podido determinar que durante el día, el tejado de un edificio con paneles solares instalados, alcanza una temperatura 5 grados centígrados menor si se lo compara con otro tejado sin módulos instalados. A la vez, durante la noche, los paneles ayudan a mantener el calor en el interior del edificio, con lo cual reducen los costes de calefacción durante el invierno.

Por lo tanto, tendrían un doble efecto, ya que tanto en verano como en invierno significa un ahorre de energía por una temperatura menor para el primero de los casos y una mayor posibilidad a mantener el calor durante el invierno.

Como se puede apreciar en la gráfica de más abajo, en la parte izquierda vía una imagen de Google Earth, vemos donde se encuentran instalados los módulos fotovoltaicos, en este caso en los tejados de uno de los edificios del Jacobs School. Por otra parte, sobre la parte derecha de la imagen obtenemos una imagen térmica infrarroja del mismo tejado. La barra de colores nos indica la temperatura en grados Kelvin.


De una simple vista se pueden apreciar zonas más "frescas" en el área donde los paneles fotovoltaicos se encuentran instalados. Para el equipo de investigadores, el ahorro a obtener durante toda la vida útil de la instalación (más de 25 años) es de aproximadamente un 5 % del coste total de la misma.

La explicación parece ser muy sencilla y se trata de que los paneles actúan como "sombra" del tejado y en parte impiden que el calor penetre de forma directa en el tejado de los edificios. Además, el viento que sopla, "quita" gran parte del calor en el espacio que existe entre los paneles y el tejado, por lo tanto, los paneles inclinados proporcionan un mayor beneficio de enfriamiento.
 
Estas nuevas investigaciones podrían ayudar a un mayor desarrollo de la energía solar para pequeñas instalaciones y potenciar el autoconsumo residencial, donde existe un gran mercado pendiente de explotar. Por ejemplo, en los EE.UU. solo un 0,2 % de los hogares (unos 130 mil) tienen instalados energía solar en sus tejados.

Fuente: ZDNet





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada