Nueva York quiere transformarse en una "ciudad solar"


Nueva York se une a otras 16 ciudades de EE.UU. que ya han desarrollado su propio "mapa solar" online, con lo cual a partir de ahora cualquier neoyorquino con solo introducir su dirección, podrá conocer el potencial en cuanto a energía solar de su edificio.

El proyecto ha sido impulsado por el Departamento de Energía y busca principalmente acelerar la adopción de la enegía solar en la ciudad de Nueva York.

De esta manera, Nueva York se suma a otras grandes ciudades de EE.UU. que ya cuentan con herramientas similares, como ser San Francisco y Boston.

Para confeccionar el mapa se tuvieron en cuenta imágenes tomadas por un avión equipado con un sistema láser especial, que el año pasado sobrevoló en varias ocasiones los cinco distritos que conforman la ciudad (Manhattan, El Bronx, Brooklyn, Queens y Staten Islands).

Las imágenes permitieron a los investigadores disponer de nueva información muy precisa sobre la forma, el ángulo y el tamaño de las azoteas de Nueva York (aproximadamente el alcance del relevamiento realizado ha sido de 1,5 millones de tejados), así también, como de las sombras que proyectan los árboles y otras estructuras, con una exactitud asombrosa.

Entre las conclusiones obtenidas, la más relevante es que dos tercios de los tejados de Nueva York son adecuados para la instalación de energía solar, y que en su conjunto podrían generar la electricidad suficiente para satisfacer la demanda media interna de la ciudad en las horas punta, y el 14 % de toda la electricidad consumida al año en Nueva York. 

Objetivo principal
El mapa solar permitirá a los neoyorquinos al introducir la dirección del edificio en donde viven o trabajan, conocer la potencia que podría generar de energía solar dicha instalación, como así también a que coste.  

Se puede conocer la cantidad de radiación solar de cada metro cuadrado de la ciudad y cada hora, para todos los días de un año.

A la vez, se indican las ayudas financieras públicas que podrían aplicar a la futura instalación y se calcula el tiempo esperado de recupero de la inversión (payback).  

Para los más "verdes", el mapa solar también muestra la cantidad de emisiones de dióxido de carbono que cada vivienda evitaría y el número de árboles que serían necesarios plantar para absorber esa cantidad de emisiones.

El mapa solar es también útil para los instaladores, ya que de forma "preventiva" pueden detectar cuales son aquellos edificios con mayor potencial solar y de esta forma aconsejar a los futuros clientes, todo esto con anterioridad a realizar una visita al tejado que corresponda.

El principal reto a superar es el de los trámites a realizar para poder disponer de una instalación de energía solar en un tejado neoyorquino, ya que actualmente demora unos 8 meses y la intención es que no se superen los 100 días en un futuro cercano.

En Boston, las instalaciones de energía fotovoltaica se han multiplicado por cinco desde que la ciudad puso en marcha su mapa solar, hace menos de tres años. A la vez, estas herramientas refuerzan la conciencia ciudadana en un mayor uso futuro de la energía solar.

Fuente: The New York Times







0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada