Los últimos 5 avances más importantes del MIT en energía solar


Durante los últimos meses, los equipos de investigación del MIT (Massachuesetts Institute of Technology) no han dejado de sorprendernos y hemos conocido nuevos e importantes desarrollos en relación a la energía solar.

A continuación vamos a enumerar los 5 avances más importantes, relacionados principalmente con el almacenaje, la ampliación de aplicaciones de uso, mejora de eficiencia y producción "indefinida" de energía solar.



1.- Nanotubos de carbono que pueden almacenar energía solar de forma indefinida
Esta nueva aplicación permite la transformación y el almacenaje de la energía solar para posteriores usos en forma química, mediante un proceso mucho más sencillo que los actuales. El nuevo material encontrado se basa en estructuras de nanotubos de carbono combinados con azobenceno. Este compuesto, además de ser menos caro y más fácil de obtener, tiene una mayor capacidad de acumulación de energía (unas 10.000 veces más densidad volumétrica de acumulación de energía). Esto permitirá a futuro utilizar la energía solar cuando realmente sea necesaria y no necesariamente cuando es producida (Ejemplo: se podrán encender las bombillas de una vivienda con la energía generada durante el día).


 2.- Impresión de células fotovoltaicas sobre papel, telas y plástico
Este nuevo desarrollo permite imprimir, de una forma muy simple, células fotovoltaicas sobre papel como si se tratase de una fotografía o de un simple documento. Como resultado, se obtiene una hoja de papel que se ve como cualquier otro documento y que solamente incluye una serie de rectángulos de colores impresos en la mayor parte de su superficie. Idéntico proceso puede desarrollarse sobre una tela o un envase de plástico. Las nuevas células obtenidas son totalmente flexibles y permiten que puedan ser dobladas sin ningún tipo de problemas, y sin que esto signifique una pérdida de su rendimiento. Las ventajas de este nuevo desarrollo, a diferencia de otros de similares características, radican en el bajo coste por impresión de las células, y en que estas son resistentes a la humedad, lo que también permite que puedan ser utilizadas al aire libre.




3.- Generación de energía fotovoltaica sin hacer uso de la luz solar 
Nuevo sistema que permite la generación de energía fotovoltaica sin hacer uso de la luz solar, la cual es "reemplazada" por el calor. El actual desarrollo es el resultado de investigaciones anteriores, aunque esta vez se ha logrado un mayor nivel de eficiencia, y solo requiere del uso de cualquier fuente de calor para poder generar electricidad. Funciona a través de un material que tiene miles de millones de pequeños hoyos de nanoescala grabados en su superficie y cuando el material absorbe el calor, la superficie es capaz de irradiar energía El dispositivo tiene un gran potencial en el área de la nanotecnología, donde la mayoría de los sistemas mecánicos de hoy en día, tienen una tasa de eficiencia muy baja y no pueden ser reducidos para crear dispositivos más pequeños tales como sensores, teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, etc.


4.- Virus modificado que mejora la eficiencia de las células solares
Se trata de un proceso que permite fabricar paneles solares mucho más baratos y un tercio más eficientes que los convencionales. El secreto de este éxito no es otro que el M13, un virus modificado genéticamente para fabricar la capa fotosensible que hace que las células solares funcionen. Este virus es capaz de controlar 10 nanotubos, mejorando la eficiencia del transporte de electrones. Además, los virus convierten en hidrosolubles a los nanotubos, lo que permite que éstos puedan incorporarse a las células solares a temperatura ambiente, reduciendo sensiblemente el coste de fabricación.


5.- Paneles solares transparentes
En este último caso hablamos de una tecnología que permitirá aprovechar toda la superficie de una ventana convencional como un gran panel generador de energía, sin que esto interfiera con la posibilidad de ver a través de los mismos. Esto es gracias a una célula fotovoltaica basada en moléculas orgánicas que aprovecha la energía de la luz infrarroja y permite que la luz pueda pasar sin problemas. Hasta el momento los desarrollos en este sentido solo lograban una baja eficiencia (menos del 1% de la radiación solar se convierte en electricidad), o utilizaban elementos que bloquean demasiado el paso de la luz y le impiden alcanzar un desempeño práctico para el uso en las ventanas.






Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada