Comprar una instalación de energía solar como si fuese un teléfono móvil



¿Es posible poder pagar la instalación de energía solar según su uso?. O dicho con un ejemplo numérico, supongamos que el gasto mensual promedio del teléfono móvil de una persona es de 30 euros. Estaría alguien dispuesto a pagar 5 años por adelantado por el uso de su móvil, o lo que es lo mismo, unos 1.800 euros de nuestro ejemplo para poder disponer de 5 años de llamadas gratuitas.

Seguramente en la mayoría de los casos la respuesta es NO. Esta misma pregunta se hizo el CEO de la compañía Simpa Networks y decidió cambiar el modelo tradicional de pago de una instalación fotovoltaica y "re-crear" una nueva fórmula de pago, similar a la existente para los móviles, donde uno va pagando de acuerdo al uso (compra progresiva).

Actualmente en el mundo, aproximadamente unos 1.600 millones de personas no tienen acceso directo a la electricidad y otros 1.000 millones carecen de un acceso fiable. La dependencia de estas personas con el queroseno y las linternas a pilas para poder acceder a tener luz, es total. Y como el acceso a la energía es esencial para la vida económica de la familia, la salud, la seguridad, el rendimiento escolar y la calidad de vida, la situación no mejora.

Las lámparas de queroseno son peligrosas, sucias y su luz es de mala calidad. Además son muy caras, aunque en muchos mercados representan el sistema de iluminación preferido. Para una persona con pocos recursos, sin acceso al crédito formal, y con ingresos bajos inciertos, un nuevo modelo de acceso a la energía solar debía de ser creado.

En este sentido, Simpa Networks, desarrolló un nuevo modelo denominado "compra progresiva", que combina características del sistema de prepago ("pay-as-you-go") con el del pago inicial por una instalación de energía solar en el tejado de una vivienda.

El sistema funciona de la siguiente manera: el cliente debe realizar un depósito inicial para la instalación de los paneles solares en su vivienda y con posterioridad deben realizar pagos anticipados (prepago) para adquirir "unidades" adicionales de consumo de electricidad, de la misma manera que si con una tarjeta adquiere minutos para hablar por el móvil.

El pago desbloquea el sistema de energía solar por la cantidad equivalente en Kwh abonado vía el teléfono móvil o bien internet. Cuando el consumo eléctrico alcanza el monto pagado, el sistema se bloquea hasta un nuevo prepago. Ahora bien, los prepagos realizados se consideran a cuenta del pago total de la instalación, de esta manera, cuando la sumatoria de los pagos anticipados alcanza dicho valor, la titularidad de la instalación cambia hacia el dueño de la vivienda. En otras palabras, va pagando la instalación de acuerdo a su uso.

Actualmente este modelo ha sido puesto en práctica en la India, con la idea de extenderlo hacia otros países de similares características, donde acceder a la electricidad sea todo un lujo limitado a unos pocos.

Excelente iniciativa que se "suma" a la iniciativa de acceder a la energía solar vía un sistema de prepago desarrollado por una compañía del Reino Unido, según vimos días atrás.


Fuente: Good - Simpa Networks






Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada