E-KomiBus, el autobus eléctrico-solar japonés



En Japón, como en la mayoría de los países, abundan las calles estrechas y difíciles para conducir en muchas de sus ciudades, por lo tanto, la posibilidad de contar con vehículos pequeños "cero emisiones" que se adaptan a este entorno, facilita mucho las cosas.

El E-KomiBus, se trata de un autobús que "mezcla" lo eléctrico con lo solar, y ha sido diseñado por el Departamento de Ingeniería de la Universidad de Gunma. El equipo del proyecto, se encuentra integrado por profesores universitarios y por empleados de compañías locales.

La idea es que el autobús eléctrico-solar sea un nuevo medio de transporte para Kiryü, ciudad que forma parte de la Prefectura de Gunma, y que se caracteriza por ser una zona mayormente rural dedicada principalmente al cultivo del arroz, y que no posee salida directa al mar.

Por otro lado, la ciudad de Kiryü tiene el mayor número de vehículos per capita en Japón, por lo que se encuentra investigando sobre nuevas alternativas para el transporte público y evitar así un mayor uso de los coches en la ciudad.

El E-KomiBus se trata de un pequeño autobús de 8 ruedas que combina lo eléctrico con lo solar, donde los techos del vehículo incorporan paneles solares, que permiten recargar las baterías del autobús con la luz solar.

Sus medidas son más que reducidas (tiene un tamaño menor al de un Honda Civic), posee 8 ruedas, una capacidad para transportar a 10 personas, y funciona con baterías de iones de litio. Su autonomía es de aproximadamente unos 40 kilómetros después de una carga de 8 horas. Si bien puede tratarse de una limitación en cuanto a su autonomía, el E-KomiBus se adapta totalmente a las necesidades de la ciudad de Kiryü, lo que le permite transitar por calles estrechas y no muy concurridas, por lo cual "complementa" a los medios de transporte tradicionales.

Este nuevo diseño japonés es otro desarrollo de nuevas alternativas para el tránsito en las calles estrechas de las ciudades, que por lo general deben solucionar importantes problemas de tráfico, al igual de lo visto para el caso de la ciudad de Utrecht, en los Países Bajos.


Fuente: Clean Technica






Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario