Microcréditos para financiar la adquisición de energía solar




El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) busca establecer líneas de crédito que permitan a que más de 6.000 familias rurales en América Central, sin acceso a la red eléctrica, puedan adquirir e instalar energía solar en sus viviendas.

Para esto, se promoverán alianzas entre proveedores e instituciones microfinancieras de la región, con el fin de fomentar la venta de "paquetes" de sistemas de energía solar. Las propias instalaciones se utilizarán como "garantía" de los microcréditos. A la vez, los instaladores serán los encargados de prestar el servicio de mantenimiento durante la vida útil de la instalación, y serán los responsables de recuperar los equipos en caso de un incumplimiento en los pagos.

Al trabajar con proveedores y microfinancieras locales, el proyecto trata de facilitar el acceso a la energía solar, reduciendo la brecha existente entre la capacidad de pago de las familias de bajos ingresos y los costos iniciales necesarios para afrontar la instalación de energía solar en sus viviendas.

En una primera etapa, se financiarán vía microcréditos, instalaciones domésticas en Honduras, El Salvador y Belice, las que serán realizadas por proveedores locales de cada uno de los países.

Los sistemas a instalar se componen de un panel solar de al menos 50 vatios, una batería recargable, cables, y por lo menos tres tomas de luz y un enchufe, destinados a la carga de aparatos electrónicos, como ser, por ejemplo los teléfonos móviles.

Se estima que un sistema de 50 vatios, pueda producir por lo menos ocho horas de energía en base a un uso máximo por día, cubriendo de esta forma, las necesidades de las familias de bajos ingresos,  que por lo general, utilizan mayormente energía durante cuatro horas por la mañana y cuatro horas por la noche.

Además de acceder a nuevas fuentes de energía limpias, el proyecto contribuirá a una mayor productividad para las familias, y a la mejora en sus condiciones de salud, ya que disminuirá el uso del queroseno para generar electricidad, reduciendo el riesgo de enfermedades respiratorias.

Fuente: BID






Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada