Crowdsourcing, nueva alternativa de financiación para la energía solar


El crowdsourcing se está transformando en una alternativa de financiación de proyectos de energía solar para las comunidades norteamericanas. De esta forma, personas que por ejemplo, no poseen el lugar adecuado para una instalación fotovoltaica en sus viviendas, pueden "agregarse" en masa (crowd) para formar parte de un solo proyecto, obteniendo mejores precios y acceso a la financiación como si se tratase de proyectos particulares de menor potencia.

Sin querer entrar en mayores detalles técnicos, se puede definir de forma simple al crowdsourcing, como la financiación de un proyecto por medio de pequeñas cantidades de dinero aportadas por muchas personas.

En lo que respecta a la energía solar, se trata principalmente de proyectos en donde se forma una comunidad solar para la instalación de un sistema fotovoltaico en un área común de esa comunidad. De esta forma, cualquier persona de la comunidad se puede "unir" y participar por medio de una pequeña inversión (Ej.: 100 dólares).

Las hay donde los inversionistas poseen una participación proporcional a su inversión o bien aquellas donde es posible adquirir acciones de la comunidad de forma independiente. En la mayoría de los casos, la energía generada suele inyectarse a la red y consumida por la comunidad.

Como ejemplos en este tipo de proyectos puede mencionarse el de una nueva start-up llamada SunShare en Colorado Springs (EE.UU.), donde con una inversión mínima de unos 1.100 dólares (aproximadamente unos 830 euros), los residentes de la comunidad pueden adquirir una participación en el proyecto fotovoltaico. La energía proporcional (dependiendo de la inversión realizada) no consumida, generará un crédito con la compañía eléctrica (balance neto). Se trata de inversiones con un período de retorno vía el pago de menores facturas por la electricidad consumida, de entre 10 y 12 años, con una rentabilidad estimada en el 9 % anual.

Otro ejemplo de diferentes características es el modelo desarrollado por Mosaic Solar, donde muchas personas pertenecientes a una comunidad adquieren la cantidad que desean de mosaicos (a 100 dólares cada uno), lo que los transforma en "patrocinadores del proyecto". Este dinero les será devuelto durante los próximos 7 a 10 años. La suscripción es muy simple y puede realizarse desde la propia web de Mosaic Solar, accediendo a ciertas ventajas cuanto más mosaicos se adquieran. Al concluir la instalación, el dueño del tejado, firma un contrato de compra de la energía durante los próximos 20 años (contrato PPA), donde debe pagar a Mosaic Solar el coste que corresponda, que siempre tenderá a ser menor que el que pagaría a la compañía eléctrica (ver mayor detalle en el siguiente artículo).

Un asunto a resolver en EE.UU. es que muchas veces estos proyectos son difíciles de poner en marcha por temas relacionados con las titularizaciones, ya que los costes a asumir suelen ser mayores a los beneficios que genera la instalación solar. Existe un nuevo proyecto de ley para regular el funcionamiento del crowfunding lo que facilitaría el desarrollo futuro de este tipo de proyectos.

Un factor común en este tipo de proyectos de energía solar basados en la comunidad, es que los clientes-inversionistas suelen pagar por adelantado a cambio de obtener un pago fijo por la electricidad a consumir durante los próximos 20 años, lo que ante posibles incrementos en los precios de los combustibles fósiles les permitirá obtener ahorros en su gasto por su propio consumo eléctrico. 


Fuente & Fotografía: SmartPlanet

-->
Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada