Redes inteligentes de suministro eléctrico de energía solar & eólica



El incremento de la producción de energía solar y eólica de los últimos años, debe ir acompañado de una mayor capacidad para distribuirla con eficacia. Por ello recientemente, se ha puesto en marcha un nuevo proyecto financiado con fondos europeos cuyo objetivo es poner a prueba los sistemas de distribución.

El proyecto ha sido denominado EcoGrid («Un prototipo de las redes inteligentes europeas») y reune la participación de 16 socios de Austria, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Alemania, Países Bajos, Noruega, Portugal, España y Suiza.

De esta forma se contribuye a hacer realidad las prioridades fundamentales de la estrategia Europa 2020 de la UE, como son la obtención del 20 % de la energía consumida a partir de fuentes renovables y la reducción en un 20 % de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La isla danesa de Bornholm es el sitio elegido para la puesta en marcha de un prototipo de mercado de recursos energéticos distribuidos en tiempo real, donde se solicitará a 2 000 abonados a la red que disminuyan su consumo cuando el viento sea demasiado débil o demasiado fuerte (el 50% de la electricidad consumida en dicha isla es de origen eólico)

Los consumidores contarán en sus hogares con dispositivos de respuesta a la demanda que les ofrecerán información en tiempo real y, de este modo, la posibilidad de programar automáticamente sus preferencias. Conocerán el precio de la electricidad conforme a la situación en cada momento. En teoría, el precio siempre reflejará lo que costaría generar energía de reserva en cada momento.

El sistema comunicará los precios a una consola inteligente instalada en cada vivienda, que apagará o encenderá los electrodomésticos cuando sea necesario, conforme a lo indicado previamente por el cliente con respecto a lo que constituye un precio aceptable de la electricidad para cada tipo de consumo.

Se busca evitar el uso de fuentes auxiliares necesarias para atender los picos de demanda energética, proque resultan caras y porque no son renovables (gas o vía importación de energía). A cambio les llegará una factura de la luz más económica gracias al uso de un sistema de gestión de red inteligente (Smart Grid).

Fuente: Comisión Europea - CORDIS






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada