Energía solar de plástico



Las células solares de plástico continúan evolucionando. Recientemente nuevas investigaciones por parte de un equipo de científicos de la Universidad de Princeton (EE.UU.), han logrado incrementar en casi un 50 por ciento, la generación de electricidad a partir de células solares flexibles hechas de plástico.

Las células buscan imitar la textura de las hojas. Es lo que se conoce como "biomimetismo", que consiste en copiar a la naturaleza para el desarrollo de nuevas soluciones que permitan la innovación en diferentes áreas, como ser en este caso el de la energía solar.

Para este nuevo desarrollo se manipuló el formato de las células, creando canales similares a los de una hoja, con el fin de absorber una mayor cantidad de luz solar, ya que en una superficie plana, o bien la luz rebota o es absorbida, pero no con la misma eficiencia si se le adicionan "curvas" especiales que sirvan como una especie de guía.

Una de las ventajas de las células solares de plástico es que pueden ser relativamente baratas de fabricar. Las aplicaciones prácticas de este tipo de células solares se incrementan día a día, y es así como la Marina y las Fuerzas Armadas de EE.UU. han apoyado el desarrollo de esta tecnología, mediante la financiación de la misma.

En contra, aunque si bien los paneles hechos de silicio son más frágiles y más costosos que los de plástico, los niveles de producción de energía no han sido del todo satisfactorios hasta el momento, comparados con los alcanzados por las técnicas convencionales.

Sin embargo, los investigadores están trabajando en este aspecto, para poder así incrementar la eficiencia y crear una fuente barata, resistente y flexible de generación de energía. Investigadores de la Universidad de UCLA ya han logrado niveles de eficiencia superiores al 10 % de conversión.

Seguramente no nos extrañará ver en un futuro muy cercano que estos niveles de eficiencia de conversión se logren incrementar de forma significativa y de esta forma aplicar un mayor uso de las células solares de plástico, en por ejemplo, mochilas, móviles, tiendas de campaña y diversos artículos portátiles, que no solamente sean de interés del Ejercito de los EE.UU.

Fuente: CleanTechnica.com

-->

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada